Mesas de cocina

Mesas de cocina

Mesas de cocina

A la hora de elegir una mesa de cocina se deben tener en cuenta varios factores que aunque puedan parecer sencillos, de acertar o no con ellos dependerá que nuestra mesa sea perfecta o no para nuestra cocina.

Hablamos de sus dimensiones, del material de la misma, de su funcionalidad y versatilidad, etc. A continuación veremos una serie de consejos para elegir la mesa de la cocina perfecta.

Lo primero que tenemos que buscar es que ésta se adapte perfectamente a nuestras necesidades y al entorno en el que estará colocada. En cocinas de grandes dimensiones la forma de la mesa no es tan importante, pero en las pequeñas sí.

En una cocina pequeña debes buscar una mesa acorde al espacio y a la distribución disponible. Y además debes lograr que ésta sea lo más funcional y versátil posible. Una buena opción es optar por una mesa con cajones o espacio para guardar en ella elementos de la cocina. Así mataremos dos pájaros de un tipo.

También puedes decantarte por una mesa con ruedas, estilo isla de cocina. Ésta la podrás meter, mover o sacar siempre que se requiera de su presencia y no ocupará demasiado espacio cuando no se use. Igualmente apropiadas son las mesas plegables o extensibles, que se adaptan fácilmente a tus necesidades.

Mesa plegable de cocina

Mesas plegables para cocinas pequeñas

Sin duda alguna, la mejor opción para cocinas con pocos metros cuadrados son las mesas plegables. El hecho de poder tenerlas escondidas sin ocupar espacio cuando no las necesitamos, y desplegarlas en momentos de necesidad y que cumplan su función hacen que éstas sean una de mis opciones favoritas para cocinas pequeñas.

¿Qué mirar en una mesa plegable de cocina? Por supuesto que el diseño y el espacio que ocupa (plegada y desplegada) son aspectos importantes a tener en cuenta. Pero para nosotros el más importante es su fiabilidad y su seguridad cuando está abierta. Por ello te recomendamos que solo te decantes por modelos que dispongan de un mecanismo de bloqueo para sus patas. Una vez abierta la mesa, el mecanismo hace que las patas no se doblen. Si optas por un modelo con tabla que se dobla por la mitad, igualmente opta por una mesa que disponga de un sistema de bloqueo de la tabla una vez abierta.

Como vemos en la imagen superior, puedes encargar a profesionales que te instalen un modelo de mesa plegable que vaya anclada a la pared. Cuando no la usemos, estará ocupará muy poco espacio plegada en la pared. Una muy buena idea es la que vemos en la imagen inferior (que si te gusta puedes comprar en este artículo sobre mesas plegables de cocina). Es un modelo que hace dos funciones: por un lado es la “puerta” de un mueble, que plegada esconde el contenido interior del mueble, y abierta nos sirve de mesa de grandes dimensiones. Una de las mesas plegables más funcionales que puedes tener.

Mesa plegable para mueble de cocina

En una cocina americana, una barra de bar es una excelente opción, sobre todo si sois pocos en casa. Colocando unos elegantes taburetes podréis comer en ella. Además los taburetes tampoco ocupan demasiado espacio, perfecto para cocinas reducidas.

En cocinas más grandes ya os digo que podéis decantaros por cualquier tipo de mesa (redonda, cuadrada, rectangular,...), aunque lo aconsejable es elegir una que se adapte al uso que le vayamos a dar.

La cocina es un espacio al que se le da mucho trote y en el que se trabaja con elementos que pueden dañar el mobiliario, por lo que lo ideal es que los materiales elegidos sean lo más fuerte y resistente posible.

Piensa que en la mesa de la cocina es bastante probable que apoyemos platos, sartenes, pequeños electrodomésticos, ollas, etc. Sabiendo esto, otra opción a estudiar es su fácil limpieza y mantenimiento. La madera, el acero, la melanina y el hierro son los materiales más recomendados.

Compártelo en tu red social: