Partes de la cocina

Partes de la cocina

La cocina es un único espacio que se divide a su vez en tres partes bien definidas por la función que éstas tienen. Así nos encontramos con que hay una zona de cocción (placa, horno, microondas), una de limpieza (fregadero, lavavajillas) y una de almacenamiento (frigorífico/congelador y alimentos secos).

La distribución correcta de estas tres partes es esencial para este espacio, porque de ello depende la optimización del trabajo en la cocina y la movilidad dentro de ésta. Esto hace también que nos resulte agradable o no estar en la cocina trabajando.

Éstas conforman el llamado triángulo de trabajo y de éste depende que el flujo de trabajo en la cocina sea el adecuado. La clave para que este “triángulo” sea perfecto es colocar sus puntos clave no muy lejos entre sí para no tener que desplazarnos demasiado, pero tampoco demasiado cerca para poder trabajar de forma holgada.

¿Cómo saberlo? Una distancia razonable entre ambas partes sería de 90 centímetros aproximadamente.

Hablamos de triangulo pero sabemos que no siempre es posible conseguir esta forma debido al tamaño de la cocina. No es ningún problema esto, ya que este equilibrio es posible conseguirlo con otro tipo de distribuciones de cocinas.

Artículos relacionados
Portal especializado en cocinas. Somos una guía perfecta para la decoración de cocinas.