La importancia de usar un buen delantal

La importancia de usar un buen delantal

Para trabajar en una cocina resulta obligatorio ponerse el delantal pero en casa muchas veces lo olvidamos. A continuación te explicamos por qué es realmente importante usar un buen delantal para cocinar. Sigue leyendo para aprender sobre cocina e higiene y seguro que después de leer estas recomendaciones empiezas a utilizarlo cuanto antes.

Por qué es importante usar un buen delantal

Los delantales, además de obligatorios para los profesionales, son necesarios también para utilizarlos en casa debido a diversos motivos. En primer lugar, una de las razones principales por las que todos alguna vez utilizamos un delantal es para no mancharnos. Se podría decir por tanto que se trata de una ropa de cocina que utilizamos por motivos de higiene pero sobre todo por comodidad, para no ensuciar nuestra ropa nueva o no mancharnos antes de volver a trabajar.

Si ni siquiera este motivo te interesa deberías tener en cuenta que en la cocina puedes recibir todo tipo de rozadura, salpicadura o mancha que puede llegar a ensuciar tu ropa por mucho que pienses que tú cocinas con cuidado y a ti no te va a pasar. Pero aunque ciertamente seas tan buen cocinitas como para evitar cualquier tipo de mancha piensa que el delantal también te va a ayudar a evitar que tu ropa coja el olor de la comida y por tanto es una opción más que interesante ponértelo.

En segundo lugar, un motivo mucho más importante para utilizar delantal es que te va a permitir prevenir todo tipo de enfermedades. Esto es así porque esta prenda actúa a modo de protección para evitar que los gérmenes pasen a la comida. Piensa que aunque te laves las manos antes de cocinar la ropa que has llevado durante todo el día puede estar impregnada de todo tipo de sustancias que serán nocivas si se transmiten a los alimentos y es por ello que utilizando un eficiente delantal que después podrás lavar podrás proteger a los tuyos y a ti mismo/a de contraer cualquier tipo de infección o enfermedad.

Pero los usos del delantal no acaban aquí y es que, además de mancharte piensa que cualquier salpicadura, bien sea de agua hirviendo, de aceite, de café etc. puede derramarse y quemarte mientras que si utilizas un delantal podrás protegerte aunque el agua se derrame y evitar así posibles accidentes o quemaduras. Si el delantal se empapa y está hirviendo podrás quitártelo rápidamente mientras que si se te moja la ropa será más complicado retirártela. Te recomendamos por tanto seleccionar delantales prácticos y cómodos que vayas a poder quitarte con facilidad después de cada uso pero que cuenten con una protección gruesa.

Asimismo el uso de un buen delantal como los delantales Oshischef también te ayudará a evitar cualquier tipo de accidente pues según el tejido del que sea tu ropa piensa que puede inflamarse con facilidad mientras que los delantales suelen ser inflamables y además si se encienden, como explicábamos más arriba, siempre será más sencillo retirarlos que si se quema tu ropa.

Como recomendaciones finales a la hora de seleccionar un delantal te recomendamos que tengas siempre el tuyo propio (aunque lo mejor es tener varios para poder cambiarlos y utilizar uno cuando el otro se esté lavando o secando) y prepares uno o dos por si tienes invitados y quieren ayudarte en la cocina. Deberías tenerlo siempre preparado con lo que lo mejor será colocarlo en un gancho en la pared de tu cocina para poder utilizarlo de forma sencilla. No utilices nunca el mismo delantal para cocinar que para realizar la limpieza y por supuesto selecciona siempre modelos que te vayan cómodos y que se vayan a ajustar de forma eficiente a tu cuerpo.

Compártelo en tu red social: